Skip to content

ahoren, fororo, GOFIO

noviembre 12, 2012

Hace ya muchos años, tantos como en la época bereber, nuestros aborígenes los guanches incorporaron, como parte fundamental de su dieta, el“ahoren”, hoy más conocido como el gofio que nos ha acompañado en toda historia Canaria.

Orgullosos de este producto típico elaborado a base de cereales tostados y molidos (cebada, trigo, millo), somos capaces de tomarlo desde el biberón, entre los brazos de nuestras madres que nos lo ofrecen disuelto en la leche siendo aún recién nacidos, ya que ellas saben que el gofio tiene grandes valores nutritivos y quieren vernos crecer sanos y fuertes.

Tal es el valor del gofio, que incluso en las épocas de pobreza y carencia, como durante la Guerra Civil española, fue base del sustento del pueblo canario. Es más, en los barcos de emigrantes clandestinos que salían de Canarias hacia América, la provisión indispensable era el gofio, ya que podía conservarse durante mucho tiempo en buenas condiciones si se le mantenía al abrigo de la humedad.

Pero incluso cuando la situación mejoró, los inmigrantes canarios, desde distintos puntos del mundo, echaban en falta su tierra y consumían nuestro gofio; implantándolo así en distintos lugares como Uruguay, Brasil o por ejemplo en Venezuela que lo llaman fororo y lo hacían con maíz.

Antiguamente se elaboraba manualmente, con la ayuda de unas piedras destinadas a esta labor, la piedra molinera. Hoy son molinos eléctricos los que encargan de su producción, aunque en alguna zona aún se conservan molinos de agua antiguos como en la Orotava.

Comenzó siendo harina de cebada tostada, pero poco a poco se fueron utilizando otros productos como el trigo, el millo, el maíz o incluso “de todo un poco”; amasado con aceite, agua, frutos secos, miel, azúcar… imprescindible en cualquier Romería de la isla; tanto para mayores como para jóvenes, tanto para tinerfeños como extranjeros.

Imaginen un día de frio; ¿A quién no le apetecería comer un rico potaje con gofio o un buen puchero canario?

Actualmente, continúa siendo la base alimenticia de los canarios, aunque su reputación se ha revalorizado sobre todo desde 1994, cuando le fue concedida la Denominación de Origen, y cada vez nos lo encontramos más en la restauración en general, repostería, helados de gofio y hasta en la cocina creativa

 

Anuncios
No comments yet

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: